Lo que perdura.

“El encanto es engañoso, y la belleza no perdura…” 
El tema de la belleza ha estado resonando estos días en mis redes sociales. Principalmente por el lanzamiento de la Bella y la Bestia. Luego por unos comentarios que le hicieron a la novia del jugador Javier Báez, Irmarie Márquez. En estos comentarios se le catalogaba como “fea” y “gordita”. Insinuando así otras personas que ella era “muy poca” para Báez. 

Más allá de lo físico 

Aquí me encuentro en los plenos veintidós años dándome cuenta y viviendo la definición del amor. Muy distinta a lo que tenía en mente, muchísimo mejor. Y cuando estás aquí te das cuenta de que en realidad el físico aunque es muy importante, y la atracción en esta área es necesaria, no es todo. Simplemente no lo es. Las relaciones se basan en algo que está mucho más allá de lo físico. Algo Intangible. La felicidad de una pareja no se mide por cuán bien se vean.


Un poquito de todo

La realidad, todos tenemos un poquito de bestia y un poquito de belleza. Lo importante es que elijas qué belleza de la persona vas a resaltar y aceptar.Puedes elegir estar con una persona que a los ojos tuyos y del mundo se vea príncipe o princesa, pero que en su personalidad y trato sea como una bestia.Puedes escoger estar con alguien a quien la sociedad pone sellos y nombres, pero sabes que es alguien que vale los esfuerzos y que vive con el mismo enfoque que tú.

No justifiques tu elección



¡Si te gusta, te gusta! Cuando decides amar a una persona ves el valor en la esencia y no en cosas pasajeras y cambiantes. Y cuando puedes amar a alguien por encima de cómo se vea y lo que la gente diga, amas de una forma muy distinta. No superficial, sino con profundidad. 

El físico cambia. El ser humano envejece, engorda, rebaja, algunos pierden masa muscular, otros la ganan. Algunos se arrugan, a otros les salen manchas. Pero la belleza y la esencia permanece. 
 “El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer (o cualquier ser humano) que teme al Señor será sumamente alabada.” Proverbios‬ ‭31:30‬ ‭NTV‬‬

Advertisements

De una pista a otra. 

Entrenamientos contínuos, viajes y muchos sacficios. Así estuvo por siete años, Naomi Ortiz Correa, ex semifonfista del Bayamón Club.

Las competencias ganadas en Puerto Rico le abrieron paso para representar al País en Tampa y Orlando por varios años consecutivos. En el 2015, Ortiz Correa pasó de una pista a otra.

Escucha la entrevista completa aquí:

Casualmente el número que le tocó en esa competencia era el mismo número de la fecha de su nacimiento: abril 1998.

Medallas

Medallas que adquirió durante su carrera

Uniforme

Bayamón Club

img_2548

Campo Traviesa, 2011.

ESPN

Naomi Ortiz, junto a su padre Javier Ortiz, en una de sus competencias en ESPN, 2012.

Amigovio❣

Recientemente la RAE incorporó el término “amigovio” en su diccionario. Y se define así: “persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo”. Una definición un poco confusa, igual que el término que trata de explicar.

Lo que quiere decir esto es que no es tan formal como un noviazgo, o sea, que no se van a casar, pero tampoco son amigos, están en el medio. Lo que coloquialmente conocemos como amigos con privilegios. Algo extraño, pero real. Muchas veces, son relaciones que pasan a escondidas y que uno se entera mucho tiempo después en una fiesta de cumpleaños.

Mucho jovenes viven así, teniendo alguien con quien compartir pero sin compromiso formal. Es una relación no estable, sin compromiso y por un acuerdo de ambas partes. Pero si es un acuerdo de ambas partes, ¿Por qué no es recomendable estar en una relación así?  Aquí te presento varias razones… 

 

Falta de pacto

Dios es un Dios de pactos, compromisos y firmeza.
Cuando accedemos a estar en una relación de “amigovios” lo que estamos expresando es que no tenemos la capacidad de decidir con verticalidad. No podemos ser la última opción de alguien. Si nos ofrecen estar en una relación así no nos respetan. Si no están dispuesto a tener un compromiso real, no vale la pena.

 

Representan egoísmo

“Estás conmigo para lo que yo quiero, cuando yo quiero.” Vas a tratar de suplir la demanda de alguien que necesita mucho más que tu amor y tu atención. Una relación parasitaria, donde uno se beneficia más que el otro.

 

Traen heridas

Imagínate parado en el filo de un acantilado…. no hay estabilidad. Una fina línea, un paso más allá y lo que viene es dolor y sufrimiento. Estar envuelto en una relación así a la larga traen heridas y causan dolor en una, o ambas personas envueltas. Algunas veces somos nosotros mismos quienes nos exponemos al dolor cuando decidimos estar en una relación donde desde el principio no se han establecido parámetros de cuidado. En una relación así no hay seguridad, no hay estabilidad, no hay amor, no hay protección; sino que reinan vulnerabilidad e impotencia.

 

Confunden tu valor

Ninguna persona tiene el derecho de hacerte sentir que no vales la pena, que no eres lo suficientemente bueno como para comprometerse. Si no te quiere ahora, no te va a querer nunca. Si no puede honrarte en la amistad, no te va a honrar en el matrimonio. No aceptes un amor comprado o condicionado.

 

Revierte esto con el poder de la elección

Cuando nosotros elegimos a alguien tenemos que entender que es para toda la vida, al menos así debe ser. En la Palabra se representa la relación de Dios con su pueblo como un matrimonio: un pacto eterno. Un amor incondicional.

Si alguien no está seguro de lo que quiere, entonces definitivamente no está listo para tener una relación. Una persona decidida y con un pensamiento firme es lo mejor que puedes añadir a tu vida, no alguien que te arrastre a su inseguridad y temor.

Decide amar, comprometerte y decide por quien decide por ti.

 

¿El periodismo en peligro de extinción?

Cuando digo que soy estudiante de periodismo la gente se emociona o me mira raro. Me han hecho comentarios tan extraños como “Te veré dando el tiempo en la televisión”. A veces es como decir que estudias veterinaria especializándote en mamuts. Para las personas que no tienen una idea clara de lo que es el periodismo, este oficio esta “en peligro de extinción”.

El periodismo es y siempre será la profesión más emocionante. Aunque algunos crean que ese privilegio se lo llevan los bomberos por apagar fuegos o los médicos por salvar vidas; la verdadera acción la viven los reporteros. Al periodista le toca reportar lo que pasó en medio de ese fuego y crear una imagen clara de por qué se quemo, cómo se quemó y dónde se quemó eso que nuestros amigos los bomberos tuvieron que apagar.

Nos emociona cuando la gente dice que está peligro de extinción y no nos asusta porque sabemos que siempre habrá datos y que también siempre hará falta alguien que los organice. La información se forma con esos detalles que están sueltos y las fuentes que vivieron el hecho.

Esta frase que pasa de boca en boca, nos hace querer sorprender a todos. Especialmente a los que se creen periodistas por escribir dos oraciones bonitas que recibieron más de 20 “likes” en Facebook.

El periodismo es uno de los mejores recursos que tenemos como generación para hacer la historia. El periodista cuenta con la realidad del suceso una historia viva que nos incluye a todos.

Construye puentes de información entre naciones, haciéndonos sentir cerca aunque estemos lejos en distancia.

No tiene clase social, sino que se esmera por unirlas todas. Ofreciéndole, a veces gratuitamente, análisis e información necesaria para que puedan conocer y elegir a los gobernantes del país. Fiscalizando y revelando los detalles necesarios para que el pueblo esté al tanto de lo que ocurre mientras las cámaras no están presentes.

El periodismo captura el suceso, lo analiza y “le da forma” a la historia. Por esto estudio periodismo, porque creo en el poder de la palabra escrita.

¿El periodismo en peligro de extinción? No mientras exista la curiosidad.

La cárcel: el lugar de su libertad 

“Estaba en una depresión brutal, me estaban buscando pa’ quitarme la vida y en ese transcurso, me siento en la calle y estoy hablando con Dios y le digo: Señor ya estoy cansado, has algo con mi vida.”

Esta es la historia de Víctor Manuel Santiago, un joven de 20 años que llegó al lugar menos deseado, la prisión federal. En la cárcel Víctor experimenta situaciones que cambiaron su vida para siempre. La historia comienza así…

“Veo que los agentes vienen y no corrí. Me quede quieto, tranquilo. Yo sabía que estaba cansado de lo mismo y me arrestaron.”

 10 de abril del 2007. Ese fue el día que arrestaron a Victor. Había acabado de cumplir 20 años y tenía un hijo que venía en camino.

“Comienzo en la 304 jóvenes adultos y recuerdo que ahí pues el orgullo, el qué dirán, todas estas cosas pues estaban batallando en mí.  Trataba de buscar a Dios pero me daba cuenta que el qué dirán podía más que lo que quería realmente mi corazón hacer.”

Fue en un allanamiento en el residencial Las Flores en Aibonito, cuando los agentes encontraron droga debajo de la cama de Victor. Y haber encontrado esa droga fue suficiente la causa para el arresto.

Él alega que ese primer caso fue fabricado. Que la droga que estaba debajo de su cama no era de él, la pusieron ahí para culparlo. Cuando le pregunté si se pudo probar, esto fue lo que contestó.

“No, porque es el gobierno contra ti y ya cuando tú tienes un record que te han intentado arrestar y todos los casos se te caen, pues, es un poco más difícil probar tu inocencia. Así que ni me esforcé por eso.”

Entonces, en ese momento Víctor tuvo que tomar una decisión. Debía decidir entre que encarcelaran a su novia, que estaba embarazada o él asumir culpabilidad por esa acusación. La libertad de su novia por la suya. Ya que ambos estaban incriminados por la droga que encontraron en ese cuarto. 

“Así que la única forma fue hacerme culpable para que ella fuese libre.”

 Victor fue trasladado luego a la cárcel en Bayamón. En esa carcel en Bayamón fue que se reconcilio con Dios y hubo un cambio verdadero en él. Victor comenzó a tener experiencias con Dios que marcaron su vida y comenzó a ver lo real que es Él. Ahora había decidido vivir una vida que honrara al Señor, pero en la cárcel tú no decides que va a pasar.

“Pues tuve que pelear en dos ocasiones y no era lo que yo quería, no era lo que yo quería pero la prisión, el sistema te obliga a tu defenderte a hacer lo que tengas que hacer por defender tu vida, tus principios, tus valores y que no abusen de ti.”

Y en la cárcel en Bayamón la vida de Victor comenzó a tener influencia sobre sus compañeros en prisión. Victor tenía un hermano biológico con el que compartió celda , sí, su hermano biológico. Pero Luis, un hombre en un estado de depresión profundo hizo que Victor y su hermano se separan de celda.

“Dios me ayudo a rehabilitarme y ayudar a otros que tenían depresión.”

Asi que Víctor dio por gracia, lo que por gracia había recibido.

“Tuve que hablar con mi hermano y decirle que pues se mudara pa otra celda pa poder traerme a esa persona para mi celda para poder tener mas contacto con él y poder ayudarlo porque todos los días lloraba…”

Y esta es la razón por la que Victor lo hizo…

“Ya aquí no valía la sangre, valía el propósito de Dios”

Victor tuvo la oportunidad de pastorear vidas dentro de la cárcel, aunque no los dejaban reunirse formalmente porque pensaban que era peligroso que los presos se reunieran en la capilla. Entonces ellos se reunían afuera, donde todo el mundo escuchaba la predicación.

En la cárcel luego de conocer a Dios no todo fue fácil para Victor. Los famosos “tranques” en la cárcel federal fue una de las cosas que más recuerda.

“A veces estábamos tranca’os 2, 3 semanas corridas comiendo pan, jamón y queso. Por la mañana, al medio dia y por la tarde.”

Los “tranques” son castigos donde privan al preso de comidas calientes, y también los obligan a hacer todas sus necesidades dentro de la celda.

A consecuencia de todas esas malas experiencias dentro de la cárcel, la mayoría de los confinados esperaban algo que les alegrara el día…

Yo creo que eso es la esperanza del confinado”

Así recuerda Victor las cartas que recibía de su novia mientras estaba preso. En este lugar, la comunicación con el mundo exterior es totalmente controlada. Tanto así que a veces se olvidan de quienes están allá adentro. Se deshumaniza a quien paga una condena. 

“No hay rehabilitación en la cárcel, te rehabilitas tú y Dios. Tomando la decisión.”

En el proceso de Víctor reconciliarse con Dios 

“Deje de hablar malo, deje las malas mañas, deje de fumar…deje todo porque Dios me libertó.”

“Antes de salir de la cárcel, yo no quería salir. La cárcel te vuelve… no adicto, sino dependiente.”

Ya listo para irse de la cárcel, Victor no tenía a donde ir. Salir representaba una vergüenza por lo que otros podrían decir de él.

Y yo recuerdo estaba asustado… Ya aquel «chino» Victor como le decían, que era un arrogante un orgulloso, que se creía que todo se lo sabía, 5 años después ya estaba tímido.”

Pero aún en su salida de la carcel, Dios se glorificó y Dios guió su salida. Personas que él no esperaba, le dieron dinero para ayudarle, y todo cayó en tiempo. 

Ahora Victor tiene un empleo y una esposa. Visita a su hijo y tiene una buena relación con él. Además, Victor ha viajado llevando el mensaje del evangelio a otros lugares, como Dios le prometió en la cárcel. 

“Que sabía yo que Dios iba a utilizar esta situación, verdad para poder formar otra vez mi vida.”

Y en el lugar donde todos estaban presos,Víctor experimentó una verdadera libertad. Conoció al Dios de las maravillas en el lugar más oscuro y triste. 

¡Porque comer no tiene que doler!

¡Bienvenido a Chicas sin receta! Este blog tiene un enfoque especial. Las publicaciones que leerás aquí son dirigidas a pacientes con problemas digestivos. Sí, así como lo lees. Los problemas digestivos están siendo cada vez más comunes entre la población de puertorriqueños y en el mundo entero.

¡Mi intención es informarte sobre remedios y recetas que harán que tu hora de comida no sea tan dolorosa!

Entre los problemas digestivos más comunes está el reflujo, la gastritis, los diverticulos, la esofagitis, hernias y úlceras.

Quiero leer sobre como las publicaciones te estarán ayudando. ¡Escribeme un comentario si pruebas una de las recetas!

Proyecto de ley podría multar a padres de niños obesos

El proyecto del Senado 865, propuesto por el senador Gilberto Rodríguez Valle propone multar a los padres de niños con obesidad, imponiendo multas desde 500 dolares hasta 800 dolares.

Este proyecto propone disminuir la obesidad infantil, con una colaboración del Departamento de la Salud, Educación y Familia.

En un comunicado de prensa, el senador Rodríguez Valle explicó que la prioridad es la salud de los menores, no las multas. El proyecto fue presentado el 8 de enero de 2014.

——————————————————————————

Twitter: El senador Gilberto Rodríguez Valle propone proyecto de ley que podría multar padres de niños obesos.

Facebook: El senador por el distrito de Mayagüez-Aguadilla, Gilberto Rodríguez Valle en su proyecto de ley propone multar a padres de niños obesos.

Esta publicación fue enmendada el jueves, 12 de febrero de 2015 a las 9:10am para corregir el número del Proyecto de Ley 865 que leía “Proyecto de ley 86”.