Noticias: ni malas, ni buenas.

Recientemente nuestro País atraviesa distintas situaciones. La Junta de Supervisión Fiscal, el nuevo gobierno, el presupuesto, los bonistas, el status territorial y sin mencionar, usted debe conocer cuales son las internacionales. Debido a que son temas que acaparan los medios de comunicación, he escuchado a muchos cristianos haciendo comentarios sobre las noticias que se dan sobre estos temas. Hablan de que las noticias siempre están enseñando cosas negativas, que son “malas” y que solo traen preocupación.

Pues ¿sabe qué? Las noticias no son ni malas ni buenas, me explico. Lamentablemente los medios de comunicación solo reflejan lo que ocurre en la sociedad de un País. Es la forma de mantener a los ciudadanos alerta de lo que está sucediendo en el lugar donde viven. Las noticias buscan mostrar lo que ocurre en los gobiernos y todo aquello que afecte la vida del ciudadano. Así que no es que sean malas, es que reflejan lo que pasa con los individuos que viven en ese territorio, que muchas veces experimentan consecuencias negativas a las malas decisiones que toman.

Si eres cristiano y ver las noticias te causa temor, tanto como para no verlas, significa que estás poniendo tu confianza en las palabras de los hombres y no en las de Dios. La esperanza del cristiano, no debe estar puesta en lo que la prensa o los medios de comunicación hablen. El cristiano debe ser un oasis en la vida desértica que atraviesan aquellos que no conocen a Dios. Debe ser la fuente de esperanza que guíe a estas personas para que conozcan al Dios que tiene cuidado de cada ser humano que permite que lo cuide.

La única buena noticia, es el evangelio. Y eso no le toca a un reportero anunciarlo.

____________________________________________________________________________________________

Tú eres mi refugio; tú me protegerás del peligro y me rodearás con cánticos de liberación.  Salmos 32:7 

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Salmos 46:1 

Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Salmos 34:4 

Feminidad

La feminidad es el conjunto de cualidades que en una cultura particular, alude a los valores, características y comportamientos tanto aprendidos, como a características específicamente biológicas de una mujer o niña, según su definición.

Desde que empecé a desarrollarme fui una nena grande. Me describían como fuerte, torpe, trotona, poco delicada, salvaje… medio rústica.‬ ‪La naturaleza femenina que Dios había puesto en mi, poco a poco fue tapada por lo que otros decían de mi, de cómo me comportaba y de cómo me veía. En comparación con las otras niñas de mi edad yo siempre me veía más grande. Era diferente incluso en la forma de pensar.

Estos factores me llevaron a que por mucho tiempo tuviera complejos por la forma de mi cuerpo. No era como las demás chicas con quienes me relacionaba. A medida que me fui desarrollando me iba dando cuenta de que en definitiva mi cuerpo no era igual que el de mis amigas y por esa razón no podía tener el mismo estilo que ellas, ni me vería igual.

Hubo etapas en que me llegué a comprar ropa para varones. Camisas t-shit y pantalones de deporte. Trataba de ocultar mi cuerpo porque no estaba complacida con la forma en que era. No me gustaba nada de mi: ni mi personalidad ni mi físico. Ponía poco esmero en mi cuidado personal. No usaba maquillaje, no me gustaba peinarme. No lo veía como algo necesario. Pero la realidad es que me vestía según la imagen que tenia de mi misma. Como me imaginaba me proyectaba.

No fue hasta que experimente el transformador amor de Dios en mi vida que pude entender que me había hecho mujer, chica, femenina. Que me dio un regalo al ser como soy. Que más que una casualidad Él me formó. Que puso en nosotras la posibilidad de ser madres y procrear. Que puso en nosotros sensibilidad, amor, gracia, dulzura y que era mi responsabilidad cultivar y hacer que cada una de estas cualidades florecieran en mi.

Mujer, chica, femenina.

Acepta cómo Dios te formó. El mundo quiere hacernos pensar que ser femenina es igual a debilidad o inferioridad, pero no es así. Puedes tener fuerza, confianza y voluntad sin tener que adoptar la imagen del varón. A cada uno, tanto al hombre como a la mujer Dios le dio fuerza, valentía y coraje para que pudiera cumplir con la tarea que le fue asignada a cada uno. Ambos abrazando y amando cada una de las cosas que nos hace tan distintos al varón de la mujer, y cómo se complementan estas cualidades.

Puedes resaltar tu feminidad, sin ser seductora.

Lo único que debes hacer vestirte de acuerdo a lo que eres, aceptando y amándote como eres. Con modestia (humildad, falta de vanidad). Ya que nuestro cuidado personal dice mucho más de nosotros de lo que pensamos. Debemos cuidar como nos vemos y la imagen que proyectamos. Mas que para complacer a los demás, para sentirnos cómodas con nosotras mismas.

Exactamente como eres. Mucho más de lo que se ve.

_MG_3097_MG_2869.jpg

¡Salven a los gorilas!

Mayo veintiocho del dos mil dieciséis. Un niño de 4 años cayó en la fosa de unos gorilas en el Zoológico de Cincinnati, Ohaio. La noticia no se enfocó en que el niño cayó y cuál era su estado. La noticia tomó el siguiente enfoque: el gorila.

Al animal le dispararon para asegurar la vida del menor, según lo que han informado. Pero no voy a reescribir la nota, sino a comentarla.

En las redes sociales, y con el poder demasiado grande de la libertad de expresión, se ha encendido un debate gigantesco sobre si era o no necesario matar al gorila. Personas escriben sus argumentos y defienden la idea que tienen. Era necesario matarlo, no era necesario matarlo. Personas hacen campañas y hablan de cuán devastador fue el asesinato del gorila Harambe. Cuando una sociedad prefiere la vida de un animal por encima de la de un humano, entonces sabes que estamos mal. Verdaderamente mal. 

Quiero se se detenga por un momento, que detenga los argumentos que pueda tener listos en su mente para disparar y piense en algo. ¿Y si hubiese sido su hijo el que estaba en ese lugar? ¿Qué si hubiese sido alguien especial en su vida? Ustedes hubiese querido que hicieran lo que fuera para rescatar a esa persona.

Si tiene de frente a un animal que pesa el triple que usted, que sabe que estornudando lo puede matar,  va a querer que alguien le dispare y lo salve. Va a querer que alguien haga lo que sea para sacarte lo antes posible de allí. 

Pero este no es el primer caso. Hace cinco años, Charla Nash, fue atacada por un chimpancé en Connecticut. El ataque le desfiguró la cara y tuvieron que hacerle un transplante de rostro. Charla no tuvo la culpa de que un chimpancé la atacara, el niño lo hubiese sido tampoco.

Este tampoco será el último caso. Los animales no deberían estar encerrados. Los humanos no deberían enjaularlos. Tal vez le dispararon para librarse de una demanda legal. Pero la madre de ese niño no lo hizo. Los padres no le dispararon al gorila. Somos tan ligeros en dictar juicios. Mensajes como “mala madre” o “malos administradores”. Hay que tener en mente que los accidentes ocurren todo el tiempo, y por eso son accidentes. Son cosas que no no quiere que pasen, pero pasan. 

Muchos están dispuestos a defender a las abejas, a los gorilas, a las ballenas pero, ¡Aaaaah! ¡Que la mujer aborte! Eso que tiene ahí no es vida. Esas células (igual que se forman en el animal) no tienen vida. No son nada, sin simplemente células. 

“¡Salven a las ballenas!”,  dicen

“¡Salven a los gorilas!”, gritan

“¡No se coman las vacas!”, exclaman

Pero adelante,

“¡Haz con tu cuerpo lo que quieras porque es tuyo!”, afirman 

No puede defender una vida y querer ver a otra morir. Los seres humanos son mucho más valiosos que los animales. Cada cual que esté donde le corresponde estar y así se evitan problemas como estos, y como muchos más que no hemos conocido. 

http://cache.pakistantoday.com.pk/attack-journalist.jpg

El periodismo que hace daño

A las noticias reacciono de dos maneras: vomitando o escribiendo. Y a veces, una seguido de la otra. Este día desperté con una noticia que me hizo pensar y luego juntar mis pensamientos en estas palabras.

En mis clases de periodismo los profesores nos enseñan a escribir con sentido. Además de eso nos enseñan ética y moral. Los profesores nos dicen que cuando escribimos una nota, exponemos a personas reales que tienen una familia y una vida como nosotros. Son personas y escribimos para personas que sienten. Pensaba que nunca me iba a tocar leer una noticia de alguien a quien conocía. Realmente, creo que ese pensamiento jamás pasó por mi mente.

Luego de pensar muchísimas cosas me cuestione el propósito de la noticia. ¿Ayudaba esta noticia a que el pueblo de Puerto Rico tomara mejores decisiones? ¿Desenmascaraba esta noticia lo que sucede en el Gobierno que no podemos saber con claridad? ¿Acaso estaban publicando algo que cambiaría el curso de vida de todos los ciudadanos? No. Era una noticia, como tantas que veo, leo y analizo. Un día común para la policía y el periódico haciendo su trabajo en colaboración.

Un acusado y una publicación van de la mano. Y me seguía cuestionando el propósito de la noticia. La regla que se nos enseña es ver, digerir y publicar. Así que mientras más pensaba y más preguntas me hacía, más me envolvía en preguntas y respuestas que no me convecían, que no me parecían lógicas…

Sin duda alguna el periodismo es una gran herramienta. Una investigación como la del Watergate es el sueño de todo aspirante al periodismo. Lo que pasa es que se nos olvida la realidad, se nos olvida que son personas, se nos olvidan sus familias, se nos olvida que sienten, se nos olvida por la demanda de información, o porque nunca estuvimos conscientes. Y mientras escribo me doy cuenta de que es lo que me tenía pensando tanto.

Aunque el periodista que publicó estaba en ley, aunque se puede hacer, aunque son documentos públicos que se pueden exponer y que aunque el Articulo 2 en la Sección 4 diga que tenemos libertad de prensa la pregunta siempre viene a mi cabeza. ¿Debo hacerlo? ¿Debo publicar esto? ¿A quién voy a beneficiar publicando esta noticia? ¿Por qué todo el mundo tiene que saber esto si hay muchas tantas otras cosas que no se dicen?

Aquí es donde se me dificulta entender y el poder hacer. La única opción lógica que pasa por mi mente es que se hace con la intención de avergonzar, culpar y humillar. No se resuelve nada, no se aclara nada, no se enseña nada. Se culpa, se victimiza, se agranda lo mínimo.
El poder que tienen los periodistas no debe usarse de esta manera. Si el poder que me ofrecen es para marcar vidas con maldad, no lo quiero. No quiero que me reconozcan ese poder para exponer y humillar.

Me gusta el periodismo que aclara dudas, que ayuda, que resuelve, que informa, que educa, que alienta; pero aborrezco, me molesta, me quita las ganas de escribir y de leer el periodismo que hace daño.

Análisis: Noticias impresas y blogs periodísticos.

Las noticias impresas y en blog son definitivamente tratadas de una manera distinta. La noticia que analicé, es la de Brian Williams y su suspención del noticiero “Nightly News” transmitido por NBC. El la versión digital del periódico El Nuevo Dia la noticia apareció publicada con el titular “NBC suspende a Brian Williams por historia falsa de guerra“, resumiendo casi la noticia, mientras que en el blog de opinión de Mariliana Torres el título fue “El precio de mentir“, sin dar ningún tipo de información. La noticia en blog no estaba escrita en pirámide invertida, porque mas que una noticia, era una opinión y explicación de trasfondo sobre el tema. En cambio, en El Nuevo Día sí hubo una clara piramide invertida. El estilo en ambos fue formal, pero en el blog había de tres a cuatro oraciones por párrafo, mientras que en el periódico iban de una a dos oraciones por párrafo.