Sin gluten, por favor.

Alimentos sin gluten.

No recuerdo la primera vez que escuche la palabra gluten, pero estoy casi segura de que fue después de graduarme de escuela superior y no pude entender su significado hasta que pude sentir sus efectos en mi cuerpo.

Cuando voy a las tiendas me doy cuenta de que ya casi todas tienen una sección sin gluten, pero muchas personas no tienen idea de que es eso.

El gluten es un conjunto de proteínas que están en la harina de algunos cereales muy comunes como el trigo, centeno, cebada y avena. Así que se puede decir que el gluten está en todas partes en nuestra dieta puertorriqueña.

La dieta sin gluten se está haciendo cada vez más popular, ahora se venden hasta postres en Downtown Disney que no tienen gluten.

Y este auge se debe a que existen unas personas que padecen de una condición llamada celuaquía que les impide comer gluten. También hay otras personas que no son celiacos, pero la medicina ha detectado que tienen sensibilidad al gluten. Esto porque presentan síntomas similares como diarreas, hinchazón y calambres.

Tenemos que tener algo claro, la dieta sin gluten no es una dieta para rebajar. Los alimentos que cada vez se están volviendo más famosos que no contienen gluten, están hechos para cubrir la necesidad de un sector, que cada vez va en aumento.

Si piensas que no comer gluten es igual a menos calorías, grasa o azúcar, te equivocas. En los panes se tiene que reemplazar la elasticidad que produce el gluten con tapioca, almidón de papas, almidón de maíz y jarabe de maíz, y todos sabemos que eso no es muy bueno para rebajar.

En este artículo, y en muchas fotos en Internet se hacen burlas a las personas que no comemos gluten. La dieta sin gluten no es moda, es un estilo de vida por necesidad.

Me incomoda y me irrita, casi como el gluten, que nuestra imagen se vea afectada por un montón de gente que no come gluten y hacen de su vida un mega drama, porque son “Oh súper saludables”.

Si algo he aprendido, es que no se le puede dar explicaciones a todo el mundo. Si te preguntan que por qué comes comida especial (y créeme te van a preguntar, te van a preguntar y te van a volver a preguntar) diles que por que sí, porque quieres o explícales las razones. Nadie debe hacerte sentir mal porque no puedas comer cierto tipo de alimentos.

¿Tengo que vivir una vida sin comer gluten? Entonces voy a comer lo mejor que pueda que no lo tenga. Y ustedes, los que pueden comerlo, cómanlo y no juzguen mi dieta, que bastante rica que es.